Consideraciones clave para personas que viven con el VIH

Las complicaciones cardiacas en personas con VIH o SIDA son relativamente frecuentes y entre ellas se cuenta la enfermedad de arterias coronarias (EAC), también denominada cardiopatía coronaria.1 La EAC subyace a muchas de las manifestaciones de la enfermedad cardiovascular, entre ellas:2

  • Ateroesclerosis
  • Isquemia e Infarto al miocardio
  • Trombosis coronaria
  • Arritmia y pérdida de músculo cardiaco
  • Remodelación cardiaca
  • Dilatación ventricular
  • Insuficiencia cardiaca congestiva
  • Cardiopatía en fase terminal
     
  • La Sociedad Europea de Cardiología (ESC) pone de manifiesto que las presentaciones clínicas de una cardiopatía isquémica incluyen isquemia asintomática, angina de pecho estable, angina inestable, infarto al miocardio (IM), insuficiencia cardiaca y muerte súbita.3 La EAC, conocida también como síndromes coronarios agudos (SCA), abarca una amplia variedad de afecciones, desde la angina inestable al IM transmural.4
  • La EAC implica dos procesos diferenciados: estrechamiento luminal gradual, que se produce lentamente a lo largo de las décadas (ateroesclerosis), y oclusión arterial completa o parcial (trombosis, vasoespasmo o ambos), que se produce rápidamente de forma súbita e impredecible.3
    • Por lo general, la ateroesclerosis predomina en la angina estable crónica y la trombosis es el componente crítico de las lesiones causantes de síndromes coronarios agudos.3
       

La información ofrecida en este sitio Web abarca diversos aspectos de la EAC, incluidos la angina estable crónica y los síndromes coronarios agudos. Debido a que actualmente no se dispone de guías clínicas específicas para el tratamiento de la EAC en personas con VIH, la información aquí reunida no es de aplicación específica a esta población y, en su mayor parte, hace referencia al tratamiento de la enfermedad en la población en general.

El VIH se considera un posible factor de riesgo de EAC.1 Diversos estudios han revelado una mayor incidencia de EAC entre las personas infectadas con VIH, en comparación con las no infectadas5,6; sin embargo, es posible que estas comparaciones sean limitadas por las dificultades que plantea la selección del grupo de control adecuado.7

  • En términos de hospitalización por EAC, se ha registrado un número mayor entre los pacientes infectados con VIH.6
  • Asímismo, hay constancia de que la ateroesclerosis, causa de la EAC, es más frecuente entre las personas infectadas con VIH que entre los sujetos seronegativos.8,9
  • La investigación de la ateroesclerosis subclínica en hombres jóvenes asintomáticos con infección por VIH de larga duración reveló que la prevalencia de la ateroesclerosis coronaria era mayor entre los hombres infectados que entre los hombres no infectados (59% frente a 34%, p=0.02).10
    • Además, un 6.5% de la población de este estudio presentaba evidencias de EAC obstructiva (estrechamiento luminal >70%), en comparación con el 0% registrado en el grupo de control.
       
  • En un estudio postmórtem de personas infectadas por VIH cuya causa de muerte fue SIDA, el porcentaje de pacientes que presentaba un estrechamiento luminal ≥75% al menos en una arteria coronaria era del 35%, en comparación con el 16% del grupo de control seronegativo.11
    • En comparación con los sujetos control, la probabilidad de estenosis ≥75% en estos mismos pacientes, una vez aplicado el control de las diferencias de edad y sexo, era tres veces superior en los pacientes infectados con VIH.11
       
  • Se ha demostrado un aumento de la edad vascular, determinada por la concentración de calcio en las arterias coronarias (CAC), en pacientes de mediana edad (media de 48 años) con infección por VIH estable y en tratamiento antirretroviral.12
    • En este estudio, se observó que el aumento de la edad vascular era frecuente entre pacientes infectados por VIH y parecía estar asociado a un aumento del recuento de células CD4+.

Se han propuesto varias hipótesis referentes a la fisiopatología de la EAC ateroesclerótica en personas infectadas por VIH en tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA). Consulte la sección Causas de la EAC para obtener más información. 

Para obtener información sobre la prevención de las ECV consulte la página principal de enfermedades cardiovasculares de este sitio Web; allí encontrará un documento sobre prevención disponible para descarga.

Referencias

  1. Khunnawat C, Mukerji S, Havlichek D Jr, Touma R, Abela GS. Cardiovascular manifestations in human immunodeficiency virus-infected patients. Am J Cardiol. 2008;102:635–642.
  2. Dzau V, Braunwald E. Resolved and unresolved issues in the prevention and treatment of coronary artery disease: a workshop consensus statement. Am Heart J. 1991;121:1244–263.
  3. European Society of Cardiology Full Guidelines and Pocket Guidelines on Management of Acute Coronary Syndromes in Patients Presenting without Persistent ST-Segment Elevation (2007). Accessed 3 May 2011.
  4. Scottish Intercollegiate Guidelines Network. Guideline 93: Acute Coronary Syndromes.
  5. Boccara F, Cohen A. Coronary artery disease and stroke in HIV-infected patients: prevention and pharmacological therapy. Adv Cardiol. 2003;40:163–184.
  6. Klein D, Hurley LB, Quesenberry CP Jr, Sidney S. Do protease inhibitors increase the risk for coronary heart disease in patients with HIV-1 infection? J Acquir Immune Defic Syndr. 2002;30:471–477.
  7. Grinspoon SK, Grunfeld C, Kotler DP, et al. State of the science conference: Initiative to decrease cardiovascular risk and increase quality of care for patients living with HIV/AIDS: executive summary. Circulation. 2008;118:198–210.
  8. Grunfeld C, Delaney JA, Wanke C, et al. Preclinical atherosclerosis due to HIV infection: carotid intima-medial thickness measurements from the FRAM study. AIDS. 2009;23:1841–1849.
  9. Hulten E, Mitchell J, Scally J, Gibbs B, Villines TC. HIV positivity, protease inhibitor exposure and subclinical atherosclerosis: a systematic review and meta-analysis of observational studies. Heart. 2009;95:1826–1835.
  10. Lo J, Abbara S, Shturman L, et al. Increased prevalence of subclinical coronary atherosclerosis detected by coronary computed tomography angiography in HIV-infected men. AIDS. 2010;24:243–253.
  11. Micheletti RG, Fishbein GA, Fishbein MC, et al. Coronary atherosclerotic lesions in human immunodeficiency virus-infected patients: a histopathologic study. Cardiovasc Pathol. 2009;18:28–36.
  12. Guaraldi G, Zona S, Alexopoulos N, et al. Coronary aging in HIV-infected patients. Clin Infect Dis. 2009;49:1756–1762.